Oruro está en una época de desaceleración económica

Durante la publicación de la investigación “Situación Productiva y laboral de Oruro”

Entre el 2010 y el 2015, el departamento de Oruro sufrió una caída en lo que es el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), que demuestra que la región atraviesa por una época de desaceleración económica, según investigaciones efectuadas por la fundación “Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo” (Inesad), junto al Instituto de Investigaciones Económicas de la facultad de Economía de la Universidad Técnica de Oruro (UTO).

Ayer en horas de la mañana, en la sala de sesiones de la Facultad de Ciencias Económicas Financieras y Administrativas (Fcefa), se realizó la presentación de un trabajo conjunto plasmado en el boletín “Síntesis” de la fundación Inesad, denominado “Situación Productiva y laboral de Oruro”.

Ernesto Bernal, docente de la Fcefa, explicó que con los datos obtenidos a través de esta investigación, se pudo establecer tres periodos importantes que vivió la economía orureña en los últimos 15 años.

Mencionó que entre los años 2000 al 2004, la desaceleración de la economía orureña tenia cifras muy alarmantes, llegando incluso hasta el -4.9% sobre el PIB, esto debido a la inestabilidad en los costos de los minerales y las materias primas, también con cierta afectación al rubro de la construcción.

A partir del 2005, se tuvo una elevación del crecimiento económico de la región, lo cual se relaciona con la subida de precios de las materias primas a nivel internacional, llegando a su punto máximo en el 2008 con un crecimiento superior al 18.5%.

“A partir del 2008 vemos un proceso de desaceleración de la economía de Oruro, porque se registran cifras muy bajas a lo ocurrido ese año, hasta que el 2012 nos muestra una tasa negativa de crecimiento con -1.9%, si bien tenemos una recuperación en los siguientes años, pero podemos deducir que se acabó lo que varios economistas llamaban “la época de las vacas gordas”, y vemos que el 2015 hemos llegado a una cifra de -0.7%”, indicó.

El experto mencionó que si se sigue registrando cifras negativas en el PIB del departamento, Oruro estaría ingresando en una época de recesión económica.

PRODUCTIVIDAD

La directora ejecutiva de la fundación Inesad, Beatriz Muriel, realizó un análisis de la situación laboral en Oruro asociada con la productividad, donde se puede evidenciar que si bien, la minería es uno de los referentes de la economía orureña, la actividad a la que más se dedican las personas es la agropecuaria con casi un 80%.

Indicó que la actividad minera tiene el mayor crecimiento económico de la región, pero genera pocas fuentes de trabajo, un efecto contrario se tiene en la actividad agropecuaria, que tiene mucha utilización de mano de obra pero los ingresos percibidos son mínimos, y actualmente se tiene una disminución de la mano de obra en este rubro lo que ocasiona el efecto de la migración campo-ciudad.

Facebook

Twitter

LinkedId