Variación de existencias ayuda a sostener economía del país

La variación de existencias promovió el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre de la presente gestión, pero de acuerdo con la doctora en economía Beatriz Muriel no es una buena noticia, ya que esta variable se compone de las materias primas no incorporadas al proceso de producción y otros.

En días pasados, el Gobierno anunció que el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia creció en 3,34% el primer trimestre de 2017 con relación al 2016. En particular, el Ministro de Economía y Finanzas señaló que “el crecimiento económico boliviano está siendo sostenido por la demanda interna”, donde destacó el desempeño de los sectores agropecuario (8,6%) y construcción (7,2%). En contraste, los rubros con datos negativos fueron hidrocarburos (-14,1%) y minería (-1,6%).

Los datos anteriores corresponden al PIB por el lado de la oferta –producción de bienes y servicios–; sin embargo, el análisis del impulso de la economía por el lado de la demanda interna es mejor entendida a partir del PIB por tipo de gasto –de decir, aquel relativo al consumo o demanda agregada–, según Beatriz Muriel H., Ph.D e investigadora Senior de Inesad.

Muriel en su análisis señala que el resultado más destacable es la Variación de Existencias, con un crecimiento del 44,85% entre los trimestres de 2016 y 2017; siendo el porcentaje más alto con relación a los años anteriores. El consumo de la Administración Pública le sigue en importancia (4,51%) y el consumo interno de los hogares (3,89%) queda en tercer lugar; aunque esta última demanda presenta el porcentaje más bajo con relación a los períodos anteriores. En contraste, las exportaciones cayeron significativamente, llegando a una tasa de -8,52%, mientras que las importaciones se recuperaron (4,01%) en relación a los últimos dos años.

¿QUÉ SIGNIFICAN ESTAS CIFRAS?

La información de los componentes del gasto que inciden sobre el PIB muestra que la Variación de Existencias jugó un papel fundamental para determinar el crecimiento del primer trimestre de 2017 (explicando un 101,5% sobre éste), lo cual no es necesariamente una óptima noticia. Esta variable compone las materias primas no incorporadas al proceso de producción, los bienes en proceso de producción y los productos terminados en almacén, menciona.

Desafortunadamente, los datos para el período no cuentan con una desagregación sobre los tipos de productos y materias primas que están siendo estocados, por lo que cabe establecer algunas premisas, lamenta la economista.

PREMISAS

Ante la ausencia de esa información, Muriel señala que primero, algo de la producción de hidrocarburos estaría siendo almacenada; segundo, algunos de los productos terminados estarían en almacén sin poder ser vendidos en la práctica; lo que implicaría, por ejemplo, que la mayor producción manufacturera experimentada en el primer trimestre de 2017 fue en parte vendida y en parte guardada. Y esto se corrobora no solamente con el hecho de que el crecimiento del consumo de los hogares fue menor en el último período, sino que las importaciones aumentaron en ese trimestre con una incidencia negativa importante sobre el PIB, 44,2%, implicando por ambos lados una menor demanda de los hogares por bienes y servicios producidos en el país (aunque parte de los bienes extranjeros para consumo final también pueden estar en depósito). Por último, algunas materias primas pueden estar siendo estocadas en la perspectiva de que las empresas justamente estén prefiriendo retardar su producción a falta de una demanda para sus productos.

En ese marco, afirma que una parte de la producción interna que, si bien está contabilizada en el crecimiento del 3,34% del PIB, no está siendo consumida internamente ni externamente (sino almacenada).

La pregunta que se hace es que sí ¿Este desempeño seguirá el resto del año? Pero de acuerdo con el Gobierno, en el caso de los hidrocarburos se tiene una recuperación en los últimos meses, lo cual reducirá la variación de existencias de ese sector; sin embargo, la persistencia de los restantes casos señalados podría llevar a una caída en la producción en los rubros afectados, una vez que los productos no pueden ser vendidos.

Facebook

Twitter

LinkedId