SEGUNDO SIMPOSIO ECONÓMICO

Experiencia Surcoreana en desarrollo económico

El reto de toda economía es el crecimiento, pero, parafraseando a una famosa mexicana, Ballard, se podría decir que el crecimiento por sí solo no es suficiente, ya que es necesario saber cómo crecer.

El Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (INESAD) interesado en ambas dinámicas, organizó el segundo simposio económico denominado “Experiencia Coreana en Desarrollo Económico y Lecciones para Bolivia”, siempre con el objetivo de proponer soluciones prácticas para superar los obstáculos al desarrollo mediante la investigación científica.

El evento contó con dos presentaciones. La primero estuvo a cargo del Sr. Hwa Soo Park, consultor de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea del Sur (KOICA), que explicó la historia de éxito del desarrollo económico de su país, de donde se pueden extraer algunas lecciones para Bolivia. La segunda presentación estuvo a cargo de la economista Lykke Anderson quien presentó su libro, titulado “Desarrollo desde Adentro”, que consta de 79 artículos sobre temas de interés para el desarrollo de Bolivia.

7

La oportunidad tambien fue aprovechada para que INESAD presente su nueva imagen corporativa con respecto a su misión de generar y difundir conocimientos que ayuen a superar los obstáculos críticos para el desarrollo socio-económico sostenible.

“Bolivia se enfrenta a un proceso de cambio que requiere la formación de una definición sobre el perfil del país, que queremos llegar a ser en los próximos 10 años, y estamos convencidos de que este cambio económico y social debe venir desde dentro, y que la investigación del desarrollo debe ser dirigida por los investigadores que viven a diario con los problemas del subdesarrollo, ya que están mejor posicionados para proponer soluciones viables” indico Osvaldo Nina, Director Ejecutivo de INESAD.

1

El Instituto cree que es posible mejorar la calidad de vida de los bolivianos a través del conocimiento profundo de la realidad del país y esto se obtiene mediante la utilización de métodos científicos. La investigación que incorpora el concepto de desarrollo socioeconómico sostenible, incluye 3 dominios: económico, social y medioambiental. En INESAD se especializan en 4 áreas de investigación: economía ambiental, economía regional, economía del bienestar y la macroeconomía.

Nina destacó los esfuerzos del Instituto en la formación de un equipo que es multidisciplinario e innovador, metodológicamente riguroso y respetuoso de la diversidad de opinión y de pensamiento. En los próximos 5 años el instituto tiene la intención de reforzar sus actividades de investigación en el marco de la Iniciativa Think Tank, con el fin de influir de manera efectiva la calidad de las políticas públicas.

INESAD aspira construir espacios donde los investigadores pueden analizar y mejorar sus resultados y donde puedan recibir inspiración para la realización de investigaciones de alta calidad y experimentos científicos pertinentes con el fin de mejorar las políticas públicas. Se desea apoyar la formación de las futuras generaciones de profesionales, despertando en ellos la pasión por la investigación científica en el desarrollo.

Lecciones de Corea

Hwa-Soo Park resaltó las políticas destinadas a fomentar el desarrollo socioeconómico que fueron aplicadas por Corea del Sur, y que, en un espacio de 50 años, permitieron un cambio radical en el perfil del país. De ser un país subdesarrollado y sin esperanza pasó a ser un país moderno, permitiendo su ingreso multiplicarse por 22 veces.

Corea del Sur puso en práctica un modelo económico mixto articulado por componentes liberales y de economía planificada. Se hizo hincapié en el liderazgo fuerte, el papel del Estado y la selección y concentración de la asignación de recursos. Su objetivo de lograr un crecimiento económico sostenible fue concebido por 3 estrategias: el apoyo de la exportación, la industrialización y la atracción de capital extranjero.

El modelo coreano fue impulsado, con una visión a largo plazo, mediante planes de 5 años de crecimiento económico, que abordaron aspectos específicos de la economía, como por ejemplo, el control de la inflación causada por el rápido crecimiento económico. Inicialmente, en respuesta a la migración campesina a la ciudad, hubo un fuerte enfoque en las industrias intensivas en mano de obra, más tarde se trasladó a las industrias pesadas, especialmente los de la categoría de automóviles.

Corea del Sur fortaleció su capital humano al impulsar la educación y fomentar el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Se mejoraron los programas de inversión pública e infraestructura. Se introdujo una reforma fiscal y se incorporó la conservación del medio ambiente como parte de su plan de desarrollo. Ellos introdujeron mecanismos eficientes de redistribución del ingreso. Y, finalmente orientaron su política económica hacia la creación de valor, lo que hizo que sea intensiva en capital y tecnología.

Hay una serie de lecciones que se pueden extraer para la economía boliviana, tales como: El manejo de la economía por parte del Estado, que es aceptable en una fase temprana, la generación de un clima adecuado para la inversión privada, aumentó de la inversión pública en educación y tecnología, creación de valor para, y reducción de la dependencia de las materias primas, es bueno proeger el bienestar del trabajador, pero las demandas excesivas de los obreros deben ser restringidas, los beneficios de la mejora en la infraestructura, la  necesidad de la creación de un sistema tributario justo y el uso apropiado de crédito. Sin embargo, la lección principal es que primero hay que agrandar el pastel (crecer) antes de poder redistribuirlo.

Kathleen Lizarraga del INESAD comentó la exposición y sacó algunas conclusiones: es posible concebir y poner en práctica un propio modelo de desarrollo, es necesario equilibrar la política económica con la política social, el crecimiento y el desarrollo endógeno comienza con el desarrollo de habilidades en la ciencia y la tecnología, la cual, a su vez, se puede utilizar para adaptar los productos y mejorar los procesos, cualquier estrategia de crecimiento requiere un plan de desarrollo nacional consensuada, que responda a los retos de la sociedad y trascienda el umbral político. Bolivia ha llegado a un cambio político importante y el reto ahora es hacer los cambios económicos que ofrezcan mejores oportunidades a todos los bolivianos.

Desde Adentro

En la presentación de su libro “Desarrollo desde Adentro”, la prestigiosa  investigadora Lykke Anderson dijo que hay muchas formas en las que un país puede alcanzar el desarrollo, pero sólo hay un camino y esto es que el desarrollo tiene que venir desde dentro, y que el desarrollo no se puede conducir o ser dirigido desde el exterior.

De la misma manera que no se puede ayudar a un niño a desarrollar al hacer su tarea para ellos o protegiéndolos en exceso, es decir, complementando sus esfuerzos, no se puede ayudar a que un país crezca únicamente proporcionándoles ayuda económica o ayudándolo a diseñar estrategias de reducción de la pobreza pensandas desde el exterior o protegiéndolos de las fuerzas del mercado.

Cada país tiene que formar su propio destino. Tiene que encontrar su propio camino para la creación de riqueza en un mundo globalizado, ya que de lo contrario será eternamente dependiente de la cooperación internacional.

No importa que esto lleve tiempo. También es inevitable que el país cometa errores al seguir su camino elegido, pero va a extraer lecciones de estos contratiempos. El proceso de desarrollo de un país requiere tiempo y paciencia, al igual que el proceso de desarrollo humano.

Para Andersen, la pasión por la mejora tiene que venir desde dentro, ya sea un ser humano o un país. Las únicas cosas que se pueden hacer desde el exterior son para inspirar y alimentar esta pasión, crear modelos de continuación de gran valor, pero a la hora de la verdad, los modelos solo sirven como referencia para la creación de algo diferente y único.

Morten Elkjaer, Embajador de Dinamarca en Bolivia, comentó sobre el libro, que calificó de inspirador y provocador, ya que “obliga al lector a replantearse ciertos prejuicios y recuerda que, en el ámbito del desarrollo, es necesario mantener una mente muy abierta”.

Facebook

Twitter

LinkedId