Efectos del cambio climático sobre la esperanza de vida y el nivel de consumo en Bolivia: la población más pobre perjudicada por los cambios climáticos observados durante los últimos 60 años

Lykke Andersen, Ph.D., Investigadora Senior de la Fundación INESAD y Directora del Centro de Modelación y Análisis Económico-Ambiental (CEEMA), presentó este 26 de noviembre el Estudio “Impactos sociales del cambio climático en Bolivia: un análisis a nivel municipal de los efectos del cambio climático reciente sobre esperanza de vida, consumo, pobreza y desigualdad” en la presentación de la Revista Latinoamericana de Desarrollo Económico No. 22.

El evento fue organizado por el Instituto de Investigaciones Socioeconómicas de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” (IISEC-UCB) en el Auditorio Principal del Bloque “G” de esta institución académica.   

El estudio presentado analiza la evidencia directa del climático en Bolivia durante los últimos 60 años y realiza una estimación de los efectos de estos cambios sobre la esperanza de vida y el nivel de consumo en cada uno de los 311 municipios de Bolivia. En contradicción con la mayoría de los modelos de circulación global, la evidencia directa muestra una tendencia consistente de enfriamiento de aproximadamente 0,2°C por década en el Altiplano, evidencia esporádica de calentamiento en las tierras bajas, y ninguna tendencia sistemática en las precipitaciones.

Las estimaciones indican que el enfriamiento observado de 1°C en las áreas ya frías del Altiplano, durante las últimas cinco décadas, probablemente ha reducido el nivel de consumo en 2-3 por ciento en estas áreas. Dado que la población más rica de las tierras bajas se ha beneficiado levemente del cambio climático reciente, las simulaciones sugieren que el cambio climático reciente ha contribuido a un aumento en la pobreza y la desigualdad en Bolivia. Los habitantes pobres e indígenas del Altiplano son los que más han sido afectados. Por último, no se ha encontrado un efecto significativo sobre la esperanza de vida.

La Dra. Andersen dio a conocer la equivocada consideración del CO2, como una amenaza absoluta, ya que este gas también tiene efectos positivos en la vegetación, beneficiando a la naturaleza y al hombre, a través de la agricultura.

El evento contó con la participación de representantes del IISEC-UCB, Fundación INESAD, Sociedad de Economistas de Bolivia (SEBOL), Academia Boliviana de Ciencias Económicos (ABCE) y otros. Al finalizar la exposición de Andersen, Enrique García Ayaviri, Presidente de la ABCE cerró el evento con un breve discurso. A continuación, todos los participantes compartieron un vino de honor.

Te puede interesar

Webinar No. 2: Análisis de los Programas de Gobierno 2020

El día viernes 5 de septiembre se realizó el segundo Seminario Web de la Agenda …

Facebook

Twitter

LinkedId