Propuestas partidarias para 20 ejes económicos

Por: Marco A. Ibáñez 

La oferta electoral revela prioridades y temas postergados.

Foto: Partidos en carrera por la Presidencia.

Estabilidad, incentivos, atracción de inversión privada, industrialización, desarrollo agrario, energías limpias, empleos y viviendas son las principales ofertas económicas que figuran en los programas de gobierno de los partidos en carrera por la Presidencia.

La Razón efectuó una revisión de las nueves propuestas políticas descritas en documentos que comprenden desde ocho hasta 130 páginas. Algunas de éstas cuentan con evaluaciones sectoriales y proyecciones de desarrollo de hasta 10 años. Otras fueron expuestas como tesis doctorales, en formato proyecto o como FPV, que reprodujo ofertas de realidades foráneas como las del Perú.

En hidrocarburos, los partidos de oposición coinciden en continuar con la industrialización, pero realizando auditorías a los proyectos; mientras el oficialismo busca incrementar las ventas del rubro y el uso de biocombustibles.

Para el sector industrial manufacturero, los incentivos y la exoneración de tributos predominan, así como las alianzas publico-privadas, las empresas comunales y los parques y ciudades industriales.

Contexto. En economía y finanzas, la estabilidad y el mantenimiento del tipo de cambio son algunas de las propuestas con las que los frentes políticos buscan conquistar al electorado.

En el desarrollo agropecuario, los créditos para el sector, la garantía del derecho propietario y el uso de biotecnología también son las prioridades de los partidos políticos.

Las propuestas se dan a conocer luego de una gestión de casi 14 años del MAS en la que el Producto Interno Bruto creció a un promedio anual de 4,8% y la clase media se expandió.

Los últimos años, sin embargo, se registró una economía en desaceleración, una reducción importante de las Reservas Internacionales Netas, un aumento del déficit fiscal, un mayor endeudamiento externo, una balanza comercial deficitaria y una mínima Inversión Extranjera Directa.

No se garantiza ‘un buen clima de inversiones’.

Jorge Akamine

Presidente del Colegio de Economistas de Bolivia

“Las ofertas de los candidatos que no están ejerciendo el poder buscan básicamente brindar soluciones que el partido de gobierno actual ha tenido como debilidades en su periodo de gestión (…). Prácticamente, todos proponen lo mismo, cada uno con su visión particular.

Los planes mas completos e integrales son los de Comunidad Ciudadana (CC), UCS, Bolivia dijo No y el MAS. El primero tiene una propuesta basada en sincerar la información del sector público, el segundo plantea cambios de forma, el tercero le da un enfoque empresarial a su propuesta y el cuarto continua en la línea que ha estado trabajando en estos últimos 15 años.

Hay muchas propuestas que no dependen solo del Estado central; en este sentido, su aplicación estará supeditada políticamente a la sinergia con los gobiernos subnacionales.

Todas las propuestas coinciden, asimismo, en darle mayor protagonismo al sector privado, mediante diferentes incentivos y apoyos en el entendido que es necesario generar fuentes de empleo y mejores condiciones para los ya empleados. El MAS, sin embargo, se reafirma en garantizar la seguridad a corto y largo plazo de los trabajadores.

Existen también planteamientos de reformas tributarias e incentivos tributarios, cuando las propuestas deberían enfocarse primero en garantizar un buen clima de inversiones”.

No está lo más urgente, la menor venta de commodities.

Beatriz Muriel

Directora ejecutiva del Instituto de Estudios en Desarrollo

“En general creo que existen varias propuestas interesantes y positivas para el desarrollo del país. Con todo, veo dos líneas de preocupación en todas ellas: la falta de  integralidad entre las partes y la aparente falta de un diagnóstico adecuado en varios casos. Por ejemplo, no se entiende cómo es que se quiere seguir promoviendo la  explotación de hidrocarburos y minerales, pero al mismo tiempo promover un “desarrollo verde”. Tampoco queda claro cómo se garantizarán los mercados con Brasil y Argentina del gas, dados los cambios de demanda y oferta en estos países; cómo se mantendrá el tipo de cambio, puesto que las reservas internacionales están cayendo (…) o por qué no hubo verdaderamente una industrialización, diversificación, o una generación de mejores empleos para todos.

No veo en las propuestas el tema más delicado y urgente a tratar: el relativo a la caída de las ventas de materias primas. Es cierto que este, per se, no es el patrón de desarrollo ideal, pero posibilitó el crecimiento económico y la reducción de la pobreza y la desigualdad. Al ver los datos (caída de reservas internacionales y de los ingresos laborales reales, y déficits en las cuentas fiscales y externas), creo que lo importante es pensar en cómo garantizar los recursos suficientes y la estabilidad macroeconómica necesaria para avanzar en las propuestas por lo menos los siguientes 10 años, porque las propuestas no son de corto plazo”.

‘La falta de realismo se percibe’ en las propuestas.

Roberto Laserna

Economista

“Hay una gran variedad de propuestas innovadoras, especialmente en sectores específicos como industria y agricultura. También se observa que la intención de captar votos de todos conduce a que, en muchos casos, observemos fuertes contradicciones en una misma propuesta.

Por ejemplo, muchas iniciativas implican nuevos gastos para el Estado, pero en otra parte de sus mismos programas ofrecen reducir el gasto fiscal y bajar impuestos. Y mientras algunos partidos que son percibidos como estatistas, como el propio MAS, ofrecen apoyar una cultura emprendedora basada en la competitividad y la productividad, sus adversarios prometen un Estado más activo e intervencionista. Esto termina por confundir al electorado. Un debate más amplio ayudaría a definir mejor los perfiles, ya que permitiría resaltar las prioridades, que es donde posiblemente radique la mayor diferencia entre partidos y candidatos.

La falta de realismo, además, se percibe en la cautela con que tratan el futuro inmediato. Es como si quisieran ignorar que estamos perdiendo reservas internacionales a gran velocidad y que tenemos crecientes déficits en la balanza comercial y en el presupuesto fiscal. Es comprensible. No debe ser agradable hacer campaña dando malas noticias y mucho menos anticipando ajustes cuando la crisis todavía no ha llegado a los bolsillos de la gente. Sin embargo, callar en este tema puede resultar muy costoso en el futuro”.

Te puede interesar

Elecciones: iniciativa valiosa

Por: Hernán Zeballos INESAD y la Fundación Konrad Adenauer han tenido la iniciativa valiosa de …

Facebook

Twitter

LinkedId