No existen condiciones para modificar el tipo de cambio

Se analizan alternativas para evitar el deterioro de la economía nacional.

Las condiciones para modificar el tipo de cambio fijo aún no están dadas en la economía nacional; se deben trabajar en varias medidas para aplicar un aumento súbito o gradual, lo que implicaría el desempleo e inflación, lo que conllevaría al deterioro de la economía nacional, concluyó el seminario “Política cambiaria en Bolivia: Implicaciones sobre el crecimiento y el empleo”.

El encuentro fue organizado por el Instituto  de Estudios Avanzados en Desarrollo (Inesad), cuya directora Beatriz Muriel presentó al panelista, Gustavo Machicado, quien expuso sobre el “Modelo Equilibrio general”, que plantea varios escenarios para una posible devaluación del tipo de cambio.

La teoría del “Equilibrio general” es una rama de la teoría microeconómica. La misma que trata de dar una explicación global del comportamiento de la producción, el consumo y la formación de precios, en una economía con uno o varios mercados.

El equilibrio general intenta dar una explicación de lo particular a lo general (bottom-up), comenzando con los mercados y agentes individuales, mientras que la macroeconomía, según lo expresado por los economistas keynesianos, emplea una visión de lo general a lo particular (top-down), donde el análisis comienza por los componentes más destacados.

Machicado presentó cuatro escenarios, pero destacó dos, uno de precios altos de las materias primas y otro de ajuste fiscal, reducción de gastos, y se podría aplicar una modificación súbita o gradual.

Sin embargo,  dijo que los datos que utiliza para el modelo no son actualizados, y por lo tanto tal vez con cifras más actualizadas la aproximación del ejercicio podría plantear un escenario diferente.

EXPORTADORES

Después de la presentación del paper de Gustavo Machicado, se vino la tanda de comentarios de parte de los invitados así como del público asistente, quienes observaron algunos datos y sugirieron otros adicionales para aproximar al modelo a la economía nacional.

El sector exportador fue el primero en comentar a través de sus ejecutivos, quienes manifestaron que años atrás abogaban por la modificación del tipo de cambio, pero ahora las condiciones no son las mismas, y tocar esta variable podría generar un escenario adverso para la economía nacional y el costo social sería alto.

En el caso del escenario de los altos precios de las materias primas en el mercado nacional, para modificar el tipo de cambio, a criterio de los exportadores está lejano para el país, debido al entorno mundial.

Como se recuerda, el alto precio del petróleo y de los minerales, beneficiaron al país con ingresos significativos, pero ahora la situación ha cambiado, y este ciclo no volverá en el corto plazo. Es por ello que indican que es poco probable que se repita.

Foto: No existen condiciones para modificar el tipo de cambio.

EMPRESA

Por otra parte indican que la tarea de una empresa es hacer negocio y para hacerlo requiere estabilidad económica y esto viene asociado del manejo adecuado de la certidumbre de parte de los administradores del Estado.

El control que se realice en determinados riesgos de la economía la inversión vendrá sea nacional o internacional al país, y la de calidad y de más largo aliento genera un efecto positivo sobre el producto.

Es por ello que el exportador no sólo observa el tipo de cambio nominal, sino que el tipo de cambio real marca competitividad, genera capacidad de hacer negocios en el contexto internacional.

Dos escenarios destacan los exportadores: Efecto inflación más controlado y efecto desempleo más controlado. Uno de los escenarios prevé depreciación nominal y ajuste fiscal. El paper de Machicado sugiere una depreciación anual de 3 % hasta llegar a un 15 %.

Los otros dos escenarios basados en el precio internacional de los comoditties,  plantea un incremento súbito, alejan al país de un crecimiento económico, y un descontento social.

El escenario súbito de modificar el tipo de cambio en un 15 % también es descartado, debido a que generaría un desempleo, en especial en la administración pública, pero también en el sector informal.

Debido al tipo de cambio fijo, y la volatilidad de del tipo de cambio en los países vecinos, las importaciones se abarataron y el comercio creció en el país, y una modificación podría perjudicar a un número significativo de comerciantes.

ALGUNOS INDICADORES

El viceministro del Tesoro y Crédito Público, Carlos Echenique, resaltó el aporte que se expresa en el documento “Equilibrio general”, presentado por Gustavo Machicado, que permitirá debatir y analizar la modificación del tipo de cambio.

Expresó que dentro del paper no tomaron algunos indicadores como el déficit fiscal, deudas por cumplir y obras inconclusas, pero destacó el aporte, ya que es una base para iniciar la discusión.

Enfatizó que el tipo de cambio no se modificará por el momento, tal vez hacia futuro, debido a la situación de la economía nacional, que pasa por un periodo de ajuste debido al deterioro que sufrió en los últimos años.

Mientras el past presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Guillermo Pou Munt, dijo que la voluntad es más política que técnica, y que la política monetaria pasó a cumplir una política social, y por eso hay tareas a cumplir.

Dijo que 50 % de la población boliviana está en situación vulnerable, y es por ello que están expuestos a riesgo por malas decisiones que se puedan aplicar.

Y por ello señala que se debe prepara las condiciones previas antes de tomar una decisión referida a la modificación del tipo de cambio, y que no será en el mediano plazo, sino que tomará su tiempo.

Queremos reducir la inversión pública, entonces hay que garantizar la privada, y esta requiere  de certidumbre, y reglas de juego claras; los trabajadores también tienen que tomar parte de la empresa, y no solo exigir.

Te puede interesar

Otro aporte de Fundación Inesad

Al iniciar este año la Fundación Inesad bajo la coordinación de Beatriz Cristina Muriel Hernández …

Facebook

Twitter

LinkedId