Reactivar el sector productivo es fundamental para resguardar el empleo

Redacción: Abraham Carrillo

FOTO: Archivo de BB.

Con una situación de precariedad en más del 75% de los empleos que representa el sector informal e incertidumbre en los sectores productivos, el Estado debe realizar una jugada maestra para preservar el mercado laboral, y detener la “destrucción” del empleo y los ingresos laborales.

Antes de la emergencia del Covid-19, Bolivia registraba un desempleo del 4,8%. “Esta tasa muy probablemente aumentará por dos motivos: la destrucción del empleo en algunos sectores económicos que están siendo fuertemente afectados; y la caída de los ingresos, en general, que se traducirán en una reducción de la demanda de bienes y servicios y, desde aquí, de la producción y del empleo”, señala Beatriz Muriel, directora ejecutiva de INESAD.

De acuerdo a la ejecutiva, una buena parte de los trabajadores son auto-empleados (más del 65% de la población ocupada total); por lo tanto, el impacto del Covid-19 se verá en buena medida reflejado en una reducción de los ingresos laborales. “El impacto negativo es inminente”, indica.

“(El Coronavirus) es un problema transversal mundial… si las empresas no venden nada en abril, estarán sin flujo para pagar sueldo y se generará un caos económico…mundial. En Bolivia es lo mismo”, comenta Víctor Hugo Jiménez, fundador y presidente del Grupo GEO. La amenaza de la quiebra es latente si no hay una reactivación de la economía, indica, “dado que todo es un circuito virtuoso que genera valor a cada proceso externo interno, intermediación y comercialización y toda una nación se construye a partir de este circuito”, explica.

Desde la Cámara Nacional de Industrias – CNI Bolivia, indican que la industria nacional se encuentra en un proceso gradual de creciente asfixia financiera por la paralización de actividades económicas y la atención de sus obligaciones (salariales, proveedores, servicios, etc.) que genera iliquidez. Es por ello que plantean el inicio del operativo “retorno al trabajo” en condiciones de altas medidas de bioseguridad y mediante un proceso gradual y sectorial. Si no se retorna a las operaciones industriales se corre el serio riesgo de pasar de la iliquidez a la insolvencia y el cierre de industrias. “La CNI planteó el operativo “retorno al trabajo” y para ello consideramos que es prioritario la conformación de una comisión pública – privada multisectorial que coordine esta operación”, afirma Ibo Blazicevic R., presidente de la Cámara Nacional de Industrias.

Muriel afirma que, las medidas para mitigar la pérdida de empleo, deben evaluarse opciones alternativas, “ahí, creo que los tres actores son importantes en materia de las medidas de prevención que se han ido discutiendo ya en varios otros países: como un fuerte resguardo personal para evitar el contagio, posiblemente formas de producción que limiten la aglomeración de personas, y una participación activa del gobierno en concientización y control de las medidas de prevención implementadas”, explica. Algunos actores más vulnerables (como los adultos mayores) y sectores particulares (como aquellos que aglomeran personas) no podrán dejar la cuarentena. Si esta pandemia no continúa (poco probable) las medidas adoptadas ayudarán, en alguna medida, a pasar esta coyuntura. “Con todo, en ambos casos, desde mi punto de vista, la reactivación del sector productivo, sobre todo intensivo en empleo, es fundamental”, concluye.

#BBMultimedia
#QuedateEnCasa
#CoronavirusEnBolivia

Te puede interesar

¿Cómo pensar el futuro de la economía post Covid-19? (Parte I)

Por: M. Sc. Joshua Bellott Sáenz Bolivia en estos últimos meses atraviesa una situación muy …

Facebook

Twitter

LinkedId