Un fraude electoral contrastado

Por: Álvaro Gómez – Chaparro

Luis Carlos Jemio, investigador del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo de Bolivia explica las causas de las protestas contra el Gobierno de Morales y hasta dónde podrían llegar.

Foto: Carlos Mesa participa en una protesta junto al Centro Nacional de Computación Electoral en La Paz / REUTERS.

Con el escrutinio del 95% de votos ya completado, el presidente Evo Morales ampliaba drástica y repentinamente su ventaja sobre el opositor Carlos Mesa. Luis Carlos Jemio, investigador del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo de Bolivia (INESAD), explica en una entrevista a LA RAZÓN por qué esta anomalía ha sembrado el caos en Bolivia.

¿El fraude electoral está probado?

Existen indicios importantes de que la acción del Tribunal Supremo Electoral no ha sido imparcial ni transparente en estas elecciones. Esto ha sido reconocido incluso por la delegación de Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), que expresaron su profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico -y difícil de justificar- en la tendencia de los resultados preliminares de las elecciones, después de que el cómputo rápido del organismo electoral diera a Evo Morales un triunfo en la primera vuelta. Éste es el origen de las protestas, que seguramente continuarán en los próximos días. Durante los 13 años de Gobierno, Evo Morales ha podido consolidar un poder casi absoluto en todos los órganos del Estado, incluyendo al Tribunal Supremo Electoral: la mayoría de dos tercios en la Asamblea Legislativa le permitió nombrar a todos sus miembros. Es impensable que el Tribunal Supremo Electoral hubiera hecho fraude en contra de Evo Morales.

¿Cómo ha cambiado la situación el hecho de que no haya una segunda vuelta en las presidenciales?

Todas las encuestas de intención de voto previas a las elecciones mostraban que Evo Morales iba a tener más apoyos -dado que la oposición iba a la elección dividida- y que iba a sacar la mayoría en la primera vuelta. La estrategia de Comunidad Ciudadana, el partido de Carlos Mesa, fue evitar que Morales ganase la presidencia en la primera vuelta para ir a la segunda vuelta con una oposición unificada en torno a él. Al no haber una segunda vuelta, Evo Morales es automáticamente el presidente.

Entonces, ¿Carlos Mesa habría tenido oportunidades de ganar?

De haberse llegado a la segunda vuelta, el favorito para ganarla habría sido Carlos Mesa. Habría aglutinado el voto de casi toda la oposición, que juntos alcanzan más del 50% de los votos a nivel nacional. Los líderes del Partido Demócrata Cristiano (PDC) y Bolivia Dijo No (BDN) -que sacaron la cuarta y la quinta mayoría respectivamente- ya habían expresado su apoyo a Carlos Mesa en el caso de existir una segunda vuelta.

¿Evo Morales tiene los apoyos necesarios para actuar con independencia en la Asamblea Nacional?

Los últimos resultados publicados por el Tribunal Supremo Electoral, con más del 95% de actas verificadas, le dan la victoria a Evo Morales con 46,86% de los votos, y le dan a Carlos Mesa el 36,74%. Estos resultados le otorgarían al partido de Evo Morales mayoría absoluta, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, lo que le permitiría sacar adelante sus políticas. Sin embargo, el Gobierno perdería los dos tercios de la Asamblea, lo que le impediría realizar algunas acciones constitucionales clave, para las que necesitaría el apoyo de la oposición. Por ejemplo, para realizar el nombramiento del Fiscal General, de los miembros de Tribunal Supremo Electoral, del Contralor General, la preselección de los candidatos a Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Sin embargo, no hay que descartar la posibilidad de que el Gobierno trate de comprar a algunos de los parlamentarios opositores para poder recuperar los dos tercios de la Cámara.

¿Hasta dónde pueden llegar las protestas?

Eso es difícil de prever. Aunque el Gobierno está preparando una estrategia para reprimir y controlar las protestas en las calles, existe un consenso entre la población que apoyó a los partidos de oposición, que permitir que Evo Morales acceda a un cuarto mandato presidencial -sobre todo cuando hay indicios graves de corrupción- sería perder definitivamente la democracia. En este sentido, las protestas podrían extenderse bastante tiempo. Podría haber enfrentamientos con la Policía y con los grupos que apoyan al Gobierno. El presidente Evo Morales ha convocado en las últimas horas una rueda de prensa donde se ha declarado ganador de las elecciones, e hizo un llamamiento a sus bases para que defiendan su triunfo, con una actitud más bien de confrontación. Además del gran apoyo que tiene el Gobierno en las calles, también cuenta con el apoyo de los militares y la Policía.

Te puede interesar

Exportación de materias primas provoca “modesta” generación de empleos

Ecos de Tarija: Por: Alejandro Zegarra El “boom” de las exportaciones, durante 2005-2014, ha creado …

Facebook

Twitter

LinkedId