Caída del PIB e ingresos, los impactos del Covid-19 en el país

La caída del precio y la demanda del petróleo, minerales y otras materias primas reducirán los recursos del país y los ingresos de las familias se contraerán.

Por: Marco Belmonte

Foto: La actividad quedó paralizada en Wuhan por el aislamiento debido a la crisis del coronavirus (Foto: AFP).

Analistas adelantan que la crisis por la epidemia del coronavirus tendrá impactos negativos en la economía boliviana que se traducirán en una caída del crecimiento,  menores ingresos por exportación  e impuestos.

Beatriz Muriel, directora del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (Inesad), señala que en definitiva habrá una desaceleración económica a nivel mundial, y los países que fueron más afectados, y tuvieron que aplicar más medidas relacionadas con  prevención y cuarentena, muy probablemente enfrentarán problemas de recesión y/o crisis económica. De hecho, China ya está mostrando datos negativos en sus tasas de crecimiento en la producción y el comercio.

Este efecto es a nivel mundial debido a la interrelación que existe entre las economías. Por ejemplo, la caída en la producción y el consumo en China ocasiona menor demanda por bienes y servicios del resto del mundo, incidiendo en los precios de los commodities como el petróleo, precisó

Según Muriel , por el lado externo   las exportaciones disminuirán porque los precios de algunas materias primas (como petróleo, ciertos minerales y  soya) cayeron y porque la demanda mundial se está contrayendo. Esto implica que la producción y los ingresos internos caerán.

Por otra parte, las medidas internas adoptadas en los países: el cierre de fronteras, las restricciones al transporte público y privado, restricciones a eventos masivos, reducción de jornada laboral    generarán  menor producción, consumo y, por lo tanto, una caída en los ingresos de las familias, del sector privado y del sector público.

Para Juan Antonio Morales, expresidente del Banco Central de Bolivia,  la epidemia tendrá un impacto negativo tanto para las economías de países industrializados como de los países emergentes y en desarrollo.

Señaló que un estudio de la Cámara Departamental de Industrias de La Paz estima una caída de 0,1% y 0,3%  en relación con  la tasas de crecimiento proyectada en el Presupuesto General del Estado para este año. “Yo por mi parte estimo que la caída puede ser mayor a 0,3%. La actividad económica nacional quedará afectada no solamente por la muy fuerte caída del precio del petróleo y  los precios de los metales y de la soya”, puntualizó.

De acuerdo con Morales, no solamente los shocks externos afectan al país  sino también las medidas (correctas por otra parte) de contención de la propagación de la epidemia.

El expresidente del BCB también considera que los  efectos fiscales de esta crisis  serán  considerables, mayores gastos y menores ingresos a los presupuestados. Por ejemplo menciona que  intervenciones de salud pública serán muy costosas para el erario público pero no se  las  puede eludir, ni retacear los recursos. Los gastos en salud desviarán  los recursos presupuestados para otros gastos, incluyendo las inversiones públicas.

Por otra parte la cuarentena tiene también altos costos para el sector privado, formal e informal, que implicará menores recaudaciones del IVA por menor actividad económica

Además, menos horas de trabajo significan menor producción en las empresas industriales, y por otro lado la crisis implica el cese  casi completo de algunos servicios, como los de turismo y de entretenimiento e  interrupciones en la cadena de suministros de insumos, tanto de origen nacional como internacional. La falta de insumos perjudicará a la producción, alerta Morales.

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, señaló que Bolivia no es una isla y en un mundo cada vez más integrado y lo que ocurra con la economía en China tendrá repercusiones de forma directa o indirecta en el país “Debemos lamentar la elevada dependencia que tiene el país de dos sectores que representan el 80% de las exportaciones  minerales y gas natural. Eso nos hace extremadamente vulnerables de las variaciones de los precios en el mercado externo. El gas está indexado a la cotización del petróleo”, precisó.

Según el ejecutivo del IBCE, en enero la cotización del crudo estaba en 65 dólares y ahora está por los 20 dólares y eso representará un duro revés para los ingresos del país en tres meses por el gas natural. Por el lado de las importaciones habrá una reducción del gasto en las compras de diésel y gasolina que el año pasado representaron unos 1.500 millones de dólares, pero  habrá menores ingresos.

Con las restricciones,  los países se tornarán más proteccionistas con medidas no arancelarias y devaluación de sus monedas, lo cual afectará a Bolivia que según el Gobierno no tocará el tipo de cambio. Recordó que China es la fábrica del planeta y la paralización que ha tenido tendrá fuerte impacto en el mundo.

Foto: La Bolsa de Nueva York se hundió esta semana.

Pobreza extrema:

  • Impacto La Cepal advierte que  las personas en pobreza extrema podrían aumentar de 67,4 a 90 millones.
  • Repercusión Según Bárcena, la crisis del Covid-19 pasará a la historia como una de las peores que el mundo ha vivido y tendrá efectos devastadores sobre la economía mundial, seguramente más intensos que los sufridos durante la crisis financiera global de 2008-2009. Los países  de América Latina  serán impactados a través de varios canales.

Te puede interesar

Advierten que un ajuste del tipo de cambio provocaría inflación

En un seminario organizado por el Inesad, se analizaron escenarios, pero se llegó a la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Twitter

LinkedId